13 de abril de 2013

NO ELIJAS DESDE EL MIEDO

Ya van dos.
Dos amigas que me quieren, que han visto mi ejercicio profesional, que han leído mis historias. Una de ellas ha compartido pacientes conmigo.
Las dos se conocen y son amigas a su vez.
"No tengas miedo". "No te subestimes".

¿A qué se le tiene miedo en una guardia? Digo, verdadero miedo.
¿Qué te puede hacer sentir náuseas y quedarte congelado?
¿Donde está la raíz del miedo?

Esta entrada es para todos los que alguna vez han sentido miedo a hacer una guardia... El que esté libre de pecado que lance la primera piedra.


Miedo 1.
"Se me va a morir el paciente"
Si un paciente se va a morir, se va a morir. En lo que hay que concentrarse es en hacer "el trabajo". En una situación de riesgo vital no existe el paciente. Creo que es la única justificación para desmenuzarlo y separarlo en problemas. Ante un paciente grave lo que hay que hacer es resolver problemas. Eso incluye buscar ayuda ante lo que no sabes. Incluye confiar en tus compañeros. Hacer una parte de las cosas, cada quien hará una. En la urgencia de un hospital no estás sólo nunca. Tal vez en una consulta rural o en un centro de salud... pero en el hospital no. Si un paciente llega en ambulancia, además, ya tiene una parte del camino hecha. Ante un paciente en una guardia, lo importante es responder ¿Qué tiene este paciente? y luego ¿Cómo lo puedo resolver?

Miedo 2.
"Voy a ir a la cárcel"
Todos los seres humanos tememos el castigo. Bueno, exluyendo conceptos psiquiátricos y filosóficos que no vienen a cuento. Tenemos la televisión llena de series de policías, de médicos, de abogados y de estereotipos de una sanidad basada en la culpa. Desde que estaba en el pregrado siempre escuchaba relatos de pacientes que demandaban a su médico. Los conceptos de impericia, imprudencia, negligencia y mal praxis, le dan escalofríos a culquiera... pero sobretodo a un R1 que sienta que saberlo todo es su responsabilidad.
Ciertamente nuestra profesión exige actuaciones sometidas a escrutinio legal, pero también es bueno que sepamos que todo tiene su momento y su cómo. Según el BOE, un residente de primer año nunca puede firmar un alta y su ejercicio siempre tiene que ser supervizado de presencia. La figura de la firma "P.O. Por orden" no es una figura legal. (No entro en detalles ni batallas, todo está en el papel).

Miedo 3.
"Los familiares" "Ser agredido".
Es un miedo menos generalizado, pero no por ello menos importante. Influye mucho tu experiencia y el medio en el que te hayas formado. La primera guardia que hice en mi vida, fué el 19 de abril de 2002. Estaba en un ambulatorio situado en una zona pobre (resumiéndolo mucho). Para ilustrar el ambiente, diré que el centro estaba al lado de la caseta de la policía, y dentro del ambulatorio había un botón con un timbre que les llamaba y venían por una puerta interna. Esa primera noche de mi vida supe lo que era el miedo a que te asesinen. Supe lo que era un familiar desatado de odio, fuera de control. Lo que me separaba de una madre que estaba borracha o drogada, gritándome amenazas de muerte, era una reja de metal (Puedo fácilmente revivir el sonido de las patadas que le daba a esa puerta). Su hijo no estaba moribundo ni nada, sólo le estábamos suturando el mentón.
Quien ha vivido ese miedo, no lo olvida nunca.Y en una guardia, la mirada de un acompañante, una frase, un gesto, puede desatar un demonio interior. La única forma de "domarlo" es recordando que no estás solo. Aunque el adjunto esté durmiendo, hay más gente que está como tú. Hay enfermeras, celadores... la cura es hacer guardias. La cura es ganar experiencia y ver como lo hacen los mayores. "Desensibilización sistemática."

Miedo 4.
"Llamar al adjunto"
Un R1 suele aterrorizarse de llamar a los adjuntos: "Y si se enfada" "Y si es innecesario" "Y si en realidad son conocimientos de "medicina general" que se supone que debería controlar"... y así infinidad de ideas.este miedo está bien fundamentado, pero está por debajo de "matar a alguien" o "ir a la cárcel". estos anteriores son los que pueden darte fuerza para llamar al adjunto. Hay que hablar, siempre. Habla con ellos durante el día, con otros R mayores, conoce a tus compañeros de guardia, al adjunto de urgencias... No somos una isla. Ante la duda, llama. Llama. Aguanta el chaparrón si se trata de ese tipo de adjunto que no querrías tener. (Que no son todos!). Es preferible despertar a alguien que ser un kamikaze y meter la pata. Si lo preguntas todo el mundo te dirá que es asi. Este miedo creo que no se cura nunca, pero en la medida que aprendemos, disminuyen el número de veces que hay que levantar el teléfono. Ojo: Aún así, los R4 y los R5 también llaman a sus adjuntos. No te engañes.

Miedo 5.
"Dar instrucciones"
Suena  raro. No sé otra manera de decirlo. Con la responsabilidad y con las decisiones, viene el hecho de tener que distribuir lo que se hace. Cuando era R1 y espero no cambiar cuando lo vuelva a ser... o  R2, R3, R4 o adjunto, siempre pedía las cosas "por favor", "cuando puedas", "si no te importa", ... Definir el carácter no tiene que ver con una guardia. Es algo que viene con la experiencia, la madurez, inluso con la vida misma. Se viene de casa con una maleta, pero sacamos o metemos cosas según vamos viviendo. Con este miedo lo que hay que hacer es estudiar para estar seguro de lo que hace, aprender a hacerlo para tener la autoridad de pedir a otro que lo haga por tí, no creerse que uno es más que los demás porque seas el médico... conocerse, hablar, respetar...pedir ayuda. En las guardias es donde más se aprende, y si quieres, aprendes de todo.

 Me gustaría enriquecer esta publicación con más material. Invito a los otros pre-"R's" que comenten sus miedos a las guardias. Hay más, mucho más... "Miedo a que el cansancio me traicione, miedo a perder la motivación, miedo a quemarme, miedo a caerle mal a la gente..." Todos los miedos demuestran que somos humanos. No hay R1 que no haya sentido miedo y lo que es seguro es que todos pasamos por ahí.
Esta semana voy a impregnarme de las urgencias. Quiero revivir el miedo, pero sobretodo, plantarle cara.

"Caminante no hay camino, se hace camino al andar"



¿Te dan miedo las guardias?

7 comentarios:

Universitólogo dijo...

Buah! esta entrada me ha ENCANTADO, de hecho me la voy a guardar para leerla en más ocasiones, me he sentido tremendamente identificado.

Yo también comparto muchos de esos miedos, de hecho creo que inconscientemente parte de las especialidades que más me gustan lo son por sus guardias tranquilas. Tengo miedo a verme sobrepasado en una situación de pánico, a paralizarme, a huir.

Realmente es lo más normal del mundo, los médicos empezamos a estudiar medicina con 18 años, pasamos de ser unos niños con nuestros cacaos en la cabeza a meternos en un hospital donde existen problemas de verdad,donde la gente sufre y muere. Nadie está preparado para eso.

Gran entrada! Un abrazo!

SM dijo...

¡Hola, J! Aquí una médico de familia desde hace 9 años, a la que siempre le dieron miedo las guardias de urgencias....Tu entrada me ha parecido muy acertada, y yo ampliaría el punto 4 (Miedo al adjunto) animándoos a ti y a todos los Rs a vencer ese miedo...Hay que PREGUNTAR, PREGUNTAR Y PREGUNTAR. No se os puede olvidar que estáis formándoos, que es el momento de aclarar dudas, que el adjunto está ahí para enseñaros, y si alguno se enfada porque le llaméis...NO TIENE RAZÓN. Ellos están cobrando la guardia y es SU trabajo. De todas formas, también os vais a encontrar con gente muy docente,que sabe enseñar, escuchar y daros armas para saber volar solos el día que acabéis la especialidad. Por cierto....el miedo se termina venciendo...te lo dice una que ha acabado trabajando como médico en urgencias de Atención Primaria, y uno de los sitios en los que hace guardia es un pueblo de montaña, a hora y pico del hospital más cercano. Y digo el miedo, porque la preocupación por hacer las cosas bien no se va nunca...menos mal. Un saludo y suerte con tu próxima elección.

Anónimo dijo...

nada ...pasaba y me tope con este tu espacio,me parecio ,interesante esta entrada, bonito tu blog, y curioso en general... asi que estare creo haciendo mas visistas...
gracias!

Anónimo dijo...

Excelente blog... excelente!

R-menor dijo...

Gracias!

An dijo...

Magnífica entrada,gracias! Me siento un poco menos sola en este miedo que me invade a menudo.
Mientras preparo el mir una parte de mi ni siquiera desea aprobar. Preveo lo que vendrá después y me paraliza el miedo a no ser capaz, a equivocarme. Además soy una persona muy tímida, lo que acentúa el miedo a pedir ayuda y relacionarme con los demás.
He llegado a plantearme no hacer el mir, buscar otras alternativas, pero por otro lado no quiero renunciar a mis deseos de ser médico y formarme.
Mal compañero es a menudo el miedo.
Gracias

Ronald Junior Dominguez Flores dijo...

la verdad es el miedo mas feo que pude tener